Protocolos de Acción

PROTOCOLO: “CONSTRUYENDO AMBIENTES SEGUROS

GUIA PARA LA COMUNIDAD EDUCATIVA AGUILA MAYOR”

INTRODUCCION

El colegio Águila Mayor, cuya misión es; “Educar personas con sólida formación valórica, a través del desarrollo de vínculos, vivencias e ideales, junto a una educación de calidad, activa y creativa, que permita la capacidad de interacción con su entorno social y natural de manera coherente, dinámica, responsable y de esta manera, generar una formación de personas integrales”.

Éstos lineamientos deberán ser una guía para nuestras prácticas de aquí en adelante y deben de conocimientos de todos los actores de la comunidad escolar, con el real propósito de fortalecer el crecimiento armónico de niños, adolescentes y jóvenes que nos han sido confiados y así evitar cualquier daño que se le pudiese causar.

Las experiencias recientes de abuso contra menores en la sociedad, nos han mostrado las dolorosas consecuencias que pueden producir en los menores las faltas o el descuido de políticas claras y compartidas de prevención y cuidado al servicio de su bienestar y seguridad.

Las orientaciones que siguen elaboradas a partir de estos documentos y acogiendo las experiencias mas recientes y los aportes de expertos en temas de abusos, tienen como objetivos dotar a la comunidad Águila mayor de un marco de acción para asegurar a todos los menores que se educan en ellas, ambientes sanos y seguros como así mismo proveer el accionar concreto en caso de vulneración de los derechos de los niños y niñas, adolescentes y jóvenes.

Este protocolo, denominado construyendo ambientes seguros, constituye un procedimiento obligatorio para todos los funcionarios, padres, apoderados y estudiantes. En este protocolo se definen los procedimientos que impulsan la transparencia y la actuación oportuna y eficaz, para prevenir la ocurrencia de delito, estableciendo criterios para la selección del personal, como también normas de prudencia que fomentan una convivencia transparente en ellas. Además se establece el procedimiento que se debe seguir ante la ocurrencia de algún hecho o conducta que tenga el carácter de abusiva en contra de menores.

LINEAMIENTOS BASICOS DEL SISTEMA PREVENTIVO:

PRESENCIA:

Este elemento preventivo, consiste en estar constantemente presente en medio de los jóvenes, con una presencia activa y amistosa que favorece todas sus iniciativas para crecer en el bien y en comunidad.

La presencia constante del educar en medio de los jóvenes, constituye un elemento de cercanía y de estímulo para su crecimiento, hace posible prevenir y evita situaciones de conflictos, por lo tanto, debe ser una presencia activa y responsable.

Elementos que debemos cuidar en el trato con menores en nuestro ambiente pedagógico:

Todos los estudiantes, merecen ser tratados con igual respeto: hay que evitar todo tipo de favoritismo.

El educador, debe saber ubicarse en lugares estratégico que le permita tener una visión amplia de lo que sucede.

Los castigos físicos son inadmisibles en toda circunstancia.

El Bullying verbal, psicológico o físico, debe ser totalmente excluido.

Para el logro de los objetivos educativos, es siempre mejor incentivar que amenazar o descalificar.

El educador no se dirigirá a los menores con sobre nombres que humillan ó ridiculizan.

Hay que apelar siempre a motivos razonables, explicar el ¿por qué? de las normas ó de las exigencias; cuidar que las órdenes puedan ser realmente cumplidas.

La religión y la fe son parte de nuestro sistema educativo: hay que aprovecha las motivaciones de fe, pues pueden ser de gran ayuda para el educador.

Hay que tratar los temas de sexualidad con naturalidad y respeto, evitando todo lo que pueda ser grosero.

Las actividades con menores deben desarrollarse siempre en lugares público y visibles, incluso las conversaciones privadas deben hacerse en lugares visibles.

En situaciones de conversaciones individuales o de acompañamiento personal, hay que asegurarse que las oficinas tengan puertas o ventanas de vidrio, que permitan la visibilidad desde el exterior

Ningún miembro del personal de nuestro colegio, por motivo alguno, debe proporcionar alcohol, cigarrillos ó drogas a menores.

Ningún miembro del personal puede permitirse el uso de alcohol, cigarrillos ó droga mientras ejerce su trabajo.

MUESTRAS DE AFECTO:

Es muy importante el trato y la vinculación afectiva entre los participantes de nuestra comunidad, un aspecto preventivo es el trato con amabilidad y afecto en la medida que respeten la dignidad personal y no sean ambiguas.

Presentamos algunas formas inadecuadas de expresar la cercanía y el afecto que los funcionarios y educadores del colegio deben evitar:

Cualquier expresión de afecto que el menor no acepta y rechaza.

Abrazos demasiados apretados.

Dar palmadas en los glúteos.

Tocar el área de los genitales o pechos.

Recostarse ó dormir junto a menores.

Dar masajes.

Luchar ó realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada (hacer cosquillas).

Abrazar por detrás.

Besar en la boca.

 

CUIDADOS NECESARIO PARA EDUCAR CON LIBERTAD Y RESGUARDO:

Las personas que trabajan en contacto directo con menores, deben actuar con serenidad y prudencia, debiendo tomar todos los cuidados necesarios para educar con libertad y resguardando sus acciones.

Conductas que pueden ser malinterpretadas, y por lo tanto, hay que evitar:

Estar a solas con menores en lugares aislados o en ambientes donde no haya visión desde el exterior.

Regalar dinero u otros objetos de valor algún menor en particular, a menos que se haga con el conocimiento y consentimiento de sus padres.

Mantener con algún menor un contacto demasiado frecuente por teléfono ó e- mail.

Establecer con algún menor relaciones “posesivas” ó de tipo secreto.

Mantener con algún menor una relación emocional afectiva propias de los adultos.

Transportar en un vehículo a un menor, sin la presencia de otro adulto, ó al menos de otros jóvenes.

Violar la privacidad, mirando ó sacando fotos mientras los menores están desnudos, se visten ó se duchan (situaciones de intimidad).

Usar lenguaje inapropiado, soez ó vulgar.

Desarrollar actividades con los menores no acordes a su edad. También el material mediático (internet, videos ó películas, etc.) que se usa con ellos debe ser conforme a su edad. Cualquier material sexualmente explicito ó pornográfico es absolutamente inadmisible.

RESPONSABILIDAD DE TODOS:

La protección de los estudiantes, es tarea de todos los integrantes de nuestra Comunidad Educativa, tanto de los funcionarios, padres y apoderados, como de los estudiantes quienes deben adherirse a este protocolo y a la normativa preventiva en beneficio de nuestra comunidad.

SOCIALIZACION DE LA NORMATIVA:

El presente protocolo, será socializado a todos los actores escolares para su conocimiento y cumplimiento.

El texto del protocolo estará a todos los miembros de la comunidad educativa, para quienes deseen consultarlo o adquirirlo.

Realizará a través de la normativa expuesta en el protocolo un taller de formación para prevención de abuso al que deberán participar en forma obligatoria todos los estamentos de la unidad educativa.

Dará la máxima difusión al protocolo especialmente entre funcionarios y apoderados.

Se dará a conocer el protocolo a los estudiantes de acuerdo a la edad de desarrollo de cada nivel impartiendo la información necesaria para las diferentes edades.

 

PROCEDIMIENTOS A SEGUIR EN CASO DE SOSPECHA DE ABUSO A MENOR DEL COLEGIO

Los procedimientos y normas que señalaremos a continuación, son de aplicación general frente a cualquier situación abusiva y/o de mal trato que involucre a menores educados en nuestro colegio.

 

 

PROCEDIMIENTO EN CASO DE ABUSO A MENORES:

 Al tomarse conocimiento por cualquier hecho que pudiera tener el carácter de ilícito (delito de lesiones físicas, violencia intrafamiliar, abuso sexual, acoso u otro) se debe registrar el día y la hora en que esto ocurre, completando una ficha que será registro y describirá de forma breve la situación, como también, partes involucradas y datos registrados al momento del suceso.

 

La persona que tome conocimiento, sin perjuicio de tratar de verificar la verosimilitud de los hechos, debe ponerlos de inmediato en conocimiento del Rector/a del establecimiento, de forma honesta y discreta intentando no pasar a llevar al menor (ej: evitando hacerlo sentir culpa, identificándolo o exponiéndolo frente al grupo u otros, exponiéndolo en su integridad y privacidad).

El (la) director/a, deberá efectuar en forma inmediata, las indagaciones necesarias para determinar los sucesos, manteniendo en la medida de lo posible, reserva del nombre del supuesto autor con las conductas de conflicto. Así mismo, en todo momento se debe mantener especial reserva y cuidado en revelar la identidad de las posibles víctimas.

Efectuadas las indagaciones del caso, el (la) director (a) del establecimiento, deberá comunicarse con los padres, apoderados o las personas que tengan el cuidado del menor, a fin de socializar la información obtenida e indicarles el proceder adecuado en conformidad a la Ley, considerándose la denuncia de los hechos ante el Ministerio Público, Carabineros de Chile o Policía de Investigaciones.

REDES DE ACCION:

El listado que a continuación se detalla, tiene como objetivo el tener a la mano los contactos necesarios para actuar rápidamente y eficientemente en caso de presentarse alguna situación de emergencia en el establecimiento.

Organización Fono emergencia / contacto Dirección Correo
PDI 1342-337052 Anfión MuñozNº 700La Serena brisexme.sna@investigaciones.cl
Carabineros de Chile 1332-651081 Colón Nº 720La Serena —-
Plan Cuadrante Carabineros La Florida 13387296430 *Delegado:Hernán Pérez —-
Brigada anti narcóticos La Serena 2-671004 —-
Brigada de delito sexual 26710092671010 —-
Carabineros de Chile Fono Familia 149 —-
SENAME 2-216804800 730 800 Colón N° 536 La Serena —-
SERNAM 2- 641850 Infante N° 560 La Serena centroliwen@gmail.com

 

EN CASO DE VIOLENCIA DENTRO DEL ESTABLECIMIENTO:

El Siguiente apartado, se realiza para conocer los lineamientos y acciones que realizarán de parte del establecimiento en los casos:

Violencia o agresión de parte de un apoderado/a a cualquier miembro de la comunidad educativa (equipo directivo, docentes, asistentes de la educación y apoderados del establecimiento):

En caso de ocurrir agresión: Verbal (amenazas, insultos, burlas reiteradas)

En este caso, el miembro de la comunidad agredido, deberá informar inmediatamente sobre la situación (si no hubo más personas presentes) a un encargado del área de Convivencia Escolar, o bien si hubo otro adulto de la comunidad escolar presente éste también se encuentra en el deber de informarlo al área de Convivencia Escolar.

Los encargados del área de Convivencia Escolar, serán quienes deban citar a los sujetos involucrados a una reunión individual así como a un cierre donde se mediará entre las partes y solicitará su adecuación a las normativas y buen trato que se espera como miembros de la comunidad escolar de nuestro colegio, realizando cada uno un compromiso de trato respetuoso y buen trato en adelante.

Si esto no mejora de parte de los involucrados, el establecimiento se encontrará en la facultad de decisión en función de proteger la salud física y mental de los profesionales y miembros del establecimiento, por ello Rectoría podrá notificar un cambio de apoderado, o bien prohibir el ingreso del agresor/a al establecimiento educacional.

En caso de ocurrir agresión:Física (empujones, golpes)

En caso de agresión física, el personal agredido, cualquiera sea, deberá dejar registro con los miembros de Convivencia Escolar y Rectoría, quienes describirán los hechos tomando en cuenta los relatos de ambas partes, y de quienes hayan presenciado la situación descrita.

 

El procedimiento a seguir, será la constatación de lesiones en un Servicio de Urgencia de asistencia pública y la denuncia respectiva en Carabineros de Chile, siguiendo las indicaciones de las instituciones públicas según sea el caso.

 

Violencia o agresión de parte de un apoderado/a a cualquier estudiante de la comunidad educativa:

En caso de ocurrir agresión: Verbal (amenazas, insultos, burlas reiteradas)

En este caso, cualquier adulto miembro de la Comunidad Educativa, deberá informar inmediatamente sobre la situación a un encargado del área de Convivencia Escolar.

Los encargados del área de Convivencia Escolar, serán quienes deberán reunirse con el alumno/a agredido verbalmente para registrar en detalle la situación que éste describa, en una entrevista personal y resguardando sus derechos.

Sucesivamente, se citará al (la) apoderado/a que efectuó la conducta inapropiada, para recoger su relato y además, considerando el Decreto de los Derechos del Niño, se privilegiará el discurso del menor de edad.

 

También, Rectoría procederá a generar una instancia de entrevista para los involucrados, para que de dicha manera, en forma individual socialice el proceder del establecimiento y también, generar un refuerzo de las normativas y Reglamento del Colegio, y a la vez, en caso determinado y justificado por acuerdos establecidos con las partes pertinentes, indicar las consecuencias sobre la reiteración de cualquier acto similar.

Cabe considerar que, de manera prioritaria y en forma paralela a lo anterior, se citará al (la) apoderado/a del (la) alumno (a) involucrado (a), para informarle sobre la situación ocurrida y las medidas a tomar por parte del establecimiento.

Física (empujones, golpes):

En caso de agresión física, el personal agredido, cualquiera sea, deberá dejar registro con los miembros de Convivencia Escolar y Rectoría, quienes describirán los hechos ocurridos tomando en cuenta los relatos de ambas partes, y de quienes hayan presenciado la situación de agresión.

El procedimiento a seguir será la constatación de lesiones en el servicio de urgencia y la denuncia respectiva en Carabineros de Chile, siguiendo las indicaciones de las instituciones públicas según sea el caso.

 

 

PROTOCOLO DE VIOLENCIA ESCOLAR LEY 20.536

La sociedad actual de la que no está ajena todo sistema escolar, plantea un sin números de desafíos que nos hace reflexionar entorno en al cómo debemos abordar éstos nuevos desafíos para un mejoramiento institucional, que involucre a todos los actores de la Comunidad Escolar. Las relaciones sociales, no están exentas de conflictos, por esto, se implementa este protocolo que nos permitirá resolver los conflictos de una manera óptima, teniendo como foco una mirada pedagógica y de protección del bienestar integral de los distintos agentes que participan en dicha comunidad.

Para el Colegio Águila Mayor, “Convivencia Escolar” es: “La disposición y acción de todos los integrantes de la comunidad educativa, que tiende a crear un clima de respeto, acogimiento y diálogo constructivo, de dicha manera, es posible que se establezca un ambiente fraterno y de espíritu de servicio, en donde los procesos de interacción y crecimiento individual, se puedan desarrollar en cada estudiante construyendo una persona integral para la vida en comunidad”.

 

Para nuestra Comunidad Escolar, es necesario tener presente que:

 

  • Afirmamos que la familia es la primera educadora de la persona en su desarrollo humano.
  • Creemos que “Comunidad Educativa”, es cooperadora de la función de educar a niños, niñas y jóvenes en una adecuada integración de fe, cultura y vida.
  • Creemos en una educación integral y activa que permita a los jóvenes conocer, comprender y transformar la sociedad actual.
  • Postulamos que la educación es un proceso permanente, en el cual, consideramos como centro a la persona del estudiante, en cuanto a sus procesos de las siguientes áreas: cognitivo, afectivo, sociocultural y religioso.

 A continuación, se describirán los valores que orientan las prácticas pedagógicas y nuestra vida en comunidad:

Libertad:

Se trata de formar una personalidad que no sea dominada por el ambiente o por sus instintos y pasiones, sino dueña de si misma y de sus acciones. Autónoma, capaz de decidir en el mundo que lo rodea.

Respeto: 

Implica una valoración de la dignidad y singularidad de todas las personas dentro y fuera del Colegio Águila Mayor, independiente de sus características, edad, nacionalidad, religión, ideas, historia, condición socio-económico, o cargo. Este respeto se extiende, además, a la propiedad, bienes y pertenencias de las personas e instituciones.

 Donde existe el respeto y amor en el educador, se genera también en el educando, como respuesta, respeto y amor. Donde se dan ambas actitudes fundamentales, se pueden realizar cosas que antes parecían imposibles. Cuando el respeto y el amor del educador son respondidos por el respeto y el amor del educando, se crea una relación extraordinariamente delicada entre ambos. Todo tipo de educación, tanto la del niño pequeño como también la del adulto, siempre supone esta doble actitud: respeto y amor. Es posible que a veces unos de estos aspectos se acentúen más que el otro; que alguna vez el respeto y otra vez el amor pase al primer plano; sin embargo, siempre deben darse ambos.

 Responsabilidad:

 Referida a una clara conciencia de los compromisos y deberes que uno tiene, como profesor, padre o alumno. El profesor debe asumir su crucial relevancia en el proceso de aprendizaje de sus alumnos, y los padres deben tener clara conciencia de que la influencia del Colegio no tiene la hondura, ni la extensión ni la continuidad del ambiente familiar, lo cual constituye al ámbito propio del desarrollo más profundo de la persona.

Solidaridad:

 Implica un sentimiento de gratitud por todo lo que recibimos diariamente; por la vida, por los encuentros interpersonales, por la posibilidad de estar creciendo y aprendiendo, por la maravillosa naturaleza que nos rodea, por tener sueños, y por tantos regalos que recibimos día a día, momento a momento. Ello implica, también una actitud positiva y de fe en la mañana.

 Alegría:

 Manifestar buen humos, sonreír, cantar, expresarse positivamente contribuyendo a crear un clima de afecto entre sus compañeros y maestros. Enfrentar las dificultades y salir adelante. Optimismo.

 Sinceridad:

 Asumir sus actos y decir la verdad tanto a sus pares como a sus adultos.

 Generosidad:

 Saber dar con actitud desinteresada y compartir: conocimientos, tiempos, materiales, juegos.

 Tolerancia:

 Saber descubrir las posibilidades de cada uno y actuar con diligencia, respeto y consideración por la manera de pensar, obrar y sentir del otro.

 Justicia:

 Actuar con rectitud y ser imparcial, dando a cada cual lo que le corresponde, defendiendo lo que se cree verdadero y reclamando a los demás que así lo hagan.

 Reflexión:

 Poder pensar en sus propias actitudes y ser capaces de rectificarlas, ayudar con sus palabras a rever situaciones para una mejor convivencia en el grupo, no encasillar sino tratar de compartir y escuchar opiniones.

Actitud crítica:

 Significa observar y sacar sus propias conclusiones, saber expresar bien su punto de vista con respeto, no quedarse con una sola opinión, sino mostrarse inquieto para investigar y llegar a la verdad.

 Servicio:

Estar atento a las necesidades de quienes lo rodean, participando siempre en las actividades que se proponen; estar dispuestos a prestar ayuda, a escuchar, a colaborar con diferentes gestos.

Todos estos calores deberán ser compartidos con las familias a fin de lograr la convivencia fraterna que pretendemos en pos del bien individual y del bien común, ya que la actitud positiva de un alumno influye en el crecimiento de su grupo.

 Disciplina:

 Nuestro estilo pedagógico, se desarrolla en un ambiente generador del equilibrio personal basado en el trabajo del logro del autocontrol que regula y fortalece el orden del ser. El autocontrol, referido en el desarrollo de la inteligencia emocional, es paralelo al concepto autoeducación de la Pedagogía de Schoenstatt y se refiere a los siguientes puntos:

 Conquista del mundo interior:

  •  Más allá de la pura formación intelectual teórica.
  • Se trata de formar una personalidad que no sea dominada por el ambiente o por sus instintos y pasiones, sino dueña de sí misma y de sus acciones.
  • Un tipo de hombre nuevo, como la iglesia lo requiere para vivir en medio del mundo de técnica y del progreso.

La autoeducación orientada hacia el ideal de la creación de un hombre nuevo:

  • Práctica, concreta, no vaga, “a caminar se aprende caminando”.
  • Requiere trabajo personal, sistemático: una auténtica voluntad de cambiar, seria y constante.
  • Está bajo la protección de María. La vinculación a María es nuestro gran medio de formación: Ella es la gran Educadora.
  • Se realiza también en contacto vital con el Padre: “Queremos educarnos…”
  • En comunidad, en mutua ayuda.

Todo tiende a crear lo antes posible grupos de formación. Pronto surgirá el Grupo Misional y luego la Congragación Mariana.

Este esfuerzo por la autoeducación, será lo que a partir del 18 de Octubre de 1914, se ofrezca a la Mater en la forma de “Contribuciones al capital de Gracias”.

Recordemos que cada uno de estos valores nace desde una visión centrada en Dios, que es la que mueve y alienta nuestros ideales.

 

Nuestra comunidad educativa, tiene diferentes formas de abordar los conflictos escolares, dependiendo de la edad, el rol y la jerarquía de los involucrados, ya que varían el nivel de responsabilidad que cada persona tiene sobre sus actos. Por otra parte, debemos investigar el contexto, la motivación y los intereses que rodean la aparición de la falta; igualmente, debe considerarse la existencia de problemas familiares que afectan una situación emocional.

 

 

Técnicas de resolución pacífica de conflictos:

 Mediación: es el procedimiento en el cual una persona o grupo de personas, ayuda a los involucrados a llegar a un acuerdo y/o resolución de problemas, sin establecer sanciones ni culpables, si no buscando el acuerdo para restablecer la relación y la preparación cuando sea necesaria. Es importante tener presente que no es aplicable la mediación cuando a existido el uso ilegítimo de la fuerza o poder.

 

Negociación: se realiza entre las partes involucradas sin intervención de terceros, para que los implicados entablen una comunicación en busca de una solución aceptable a sus diferencias, la que se explicita en un compromiso.

 

 

Explicitación de situaciones que afectan la convivencia escolar

 

AGRESIVIDAD CONFLICTO VIOLENCIA BULLYNG 
Corresponde a un comportamiento defensivo natural, como una forma de enfrentar situaciones de riesgo.La agresividad, no implica un hecho de violencia, pero cuando esta mal canaliza o la persona no logra controlar sus impulsos, se puede convertir en hecho de violenciaLos impulsos agresivos deben ser orientados mediante la autorregulación, el autocontrol y la autoformación. Involucra a dos o más personas que entran en oposición o desacuerdo debido a intereses, verdadera o aparentemente incompatibles.El conflicto, no es sinónimo de violencia, pero mal abordado o no resuelto a tiempo puede derivar en situaciones de violencia.Es un hecho social y debe ser abordado con los mecanismos como la mediación y la negociación. El uso ilegítimo del poder y de la fuerza , sea físico o psicológico.Es un aprendizaje; la violencia debe ser erradicada mediante prácticas solidarias, pacíficas que fomenten el diálogo y la convivencia social. Es una manifestación de violencia en la que un estudiante es agredido psicológica, verbal o físicamente, y se convierte en víctima al ser expuesta, de forma repetida y durante un tiempo a acciones negativas por parte de uno o más compañeros.Se puede manifestar como maltrato, en forma directa o mediante el uso de medios tecnológicos.Es una de las expresiones más graves de violencia y debe ser identificada, abordada y eliminada del espacio escolar, con la participación de toda la comunidad escolar.